quarta-feira, 26 de março de 2014

EUA reconhecem o papel da mulher saharaui

 
Jadiyetu El Mohtar

Artigo de Jadiyetu El Mohtar, Representante da União Nacional de Mulheres Saharauis na Delegação Nacional Saharaui em Espanha. A recente intervenção da ativista saharaui Aminatou Haidar no Congresso dos EUA e o papel das mulheres saharauis na sociedade e na luta pela autodeterminação 

Ainda na sequência do dia 8 de março, Dia Internacional da Mulher, a mulher saharaui representada por Aminetu Haidar, defensora dos direitos humanos, esteve no Congresso americano a 24 de março para apelar à vigilância dos DDHH no Sahara por parte da MINURSO, para que cesse a espoliação dos recursos naturais e que seja derrubado o muro da vergonha, o mais extenso do mundo, 2740 kms minados e controlados por um contingente militar marroquino equipado com todo o tipo de armamento moderno, que divide e separa o povo saharaui.

A presença de uma mulher saharaui no Capitólio americano é um reconhecimento da sua luta pacífica pela justiça, a igualdade e o respeito dos seus direitos políticos e sociais, mas especialmente da sua participação política, cavalo de batalha do feminismo.
 
Aminetou Haidar no Capitólio (EUA)


Cuando una misión de la ONU visitó el Sáhara Occidental en Mayo de 1975 una de sus delegadas, Marta Jiménez, declaró: Me impresionó que la mayoría de los manifestantes fueran mujeres. Las mujeres saharauis ya formaron parte de las primeras demostraciones nacionalistas en 1930. Pero es en  1973 cuando su lucha es más destacada al difundir las ideas del movimiento de liberación, convencen a familiares para unirse a la lucha, proporcionan alojamiento a sus miembros y a sus actividades clandestinas, confeccionando uniformes y financiando el combate (Sofie Caratini, antropóloga).

Las saharauis “siempre han sido libres”, además de respetadas y valoradas no sólo por sus labores dirigiendo el hogar sino también por sus funciones públicas en la organización de los friq (Dolores Juliano, antropóloga). Muchos se dirán que los movimientos de liberación utilizan el concepto “ participación” de la mujer. Les ofrecen oportunidades para su redefinición y crecimiento, pero por otro se les  asigna la responsabilidad de representar y transmitir a las nuevas generaciones los valores más tradicionales de su cultura, lo cual no es óbice ante su progreso social. Otros van más allá y alegan que la experiencia de sus vecinas argelinas será la misma suerte que correrán las mujeres saharauis.



Precisamente esto es lo que  ha alertado a las saharauis para que sus logros y  ambiciones  no dejen de ser prioridad para el conjunto de la sociedad. Por ello sus políticas se han ido transformando para responder a las necesidades específicas en cada momento y contexto. El alto el fuego de 1991 marcó grandes cambios en los que se diseñaron prioridades: Creación de escuelas de educación especial en los campamentos,  programas para invidentes, personas mayores y de servicios de atención sanitaria.

A petición de la UNMS en 2003, se creó el ministerio de Asuntos Sociales y de Promoción de la Mujer, permitiendo a la organización de féminas centrar su trabajo en estrategias del futuro de las mujeres a través de una serie de enfoques que abarcan la investigación, educación, liderazgo y administración, además de definir la ley y código de familia a partir de las normas y costumbres existentes y muy avanzadas en igualdad entre hombres y mujeres. Fomentar la  participación de mujeres en plataformas internacionales feministas y tomar parte en la lucha global del movimiento, considerando que es un movimiento heterogéneo de ideologías encaminadas a empoderar a la mujer.

A pesar de que la Secretaria General de la UNMS es miembro del Secretariado Nacional del Polisario, esto no es óbice para que la  organización goce de autonomía e  independencia política y, eso le otorga el liderazgo que desempeñan muchas mujeres tanto en los campamentos como en los territorios ocupados por Marruecos. Su participación y visibilidad a partir de 1975 es motivo para pensar que las relaciones de género en la sociedad saharaui como  modelo social sobre el que se ha construido el Estado ya no tiene vuelta atrás.

Hoy son el 30%19 las mujeres  que constituyen el Parlamento Saharaui,  75% del profesorado en los campamentos, cubren el 85% de sus puestos administrativos  y el 90% de puestos en la sanidad. Se ha  logrado sentar las bases para la emancipación de la mujer  y aunque son conscientes de que  queda un largo camino por recorrer,  están dispuestas a continuar su lucha.

El tesón de las mujeres saharauis y su lucha por imponer


sus derechos, ha hecho que estas se movilicen para crear coaliciones y alianzas en sus campañas internacionales para identificar los intereses comunes que les une al movimiento feminista global. Su labor goza de reconocimiento por parte de  organizaciones internacionales destacadas: la Marcha Mundial de Mujeres Federación Democrática Internacional de Mujeres, Movimiento Democrático de Mujeres,  Comisión de Derechos de la Mujer del PE y  Redes de Mujeres, además de periodistas e intelectuales. Su contribución multiforme se enmarca en todos los ámbitos  de la política,  la organización, la educación, la salud, los medios de información, la diplomacia y la perennidad de la identidad saharaui.

El reconocimiento saluda en particular, la resistencia pacífica de las mujeres saharauis en los territorios ocupados del Sahara Occidental, pese a la bárbara represión practicada por la administración marroquí ocupante. Un modelo de lucha pacífica por imponer el respeto de los derechos humanos como nueva forma de resistencia.

El activismo pacífico de las mujeres saharauis hace que se siga recordando a España su responsabilidad histórica en la génesis del conflicto con Marruecos, y exige al gobierno español que se ponga claramente del lado de la Comunidad Internacional en el Consejo de Seguridad de la ONU y que el PE se comprometa a enviar una Comisión Ad Hoc en abril a los TTOO para informar sobre las violaciones de los DDHH.Uno de los apoyos que ha hecho  más visible la lucha pacífica de la mujer saharaui son La Organización Panafricana de Mujeres,  La Asociación de Mujeres de Medios de Comunicación  en Estados Unidos y especialmente  la Fundación Robert F. Kennedy por la Justicia y la Libertad

Hace unas semanas la Secretaria de Estado estadounidense dijo en su informe mundial sobre derechos humanos, que el mayor problema en el campo de los derechos humanos en el Sahara Occidental es el acoso del gobierno marroquí contra defensores saharauis de derechos políticos y libertades civiles. La situación es un grave problema de violencia física y otras prácticas represivas encaminadas a abortar  las reclamaciones de autodeterminación. Durante su reunión con el rey de Marruecos en noviembre pasado, el Presidente de Estados Unidos se refirió en particular a la cuestión de la violación de los derechos del pueblo saharaui por Marruecos. Llamó tanto al Congreso como a las organizaciones no gubernamentales internacionales y a los medios de  prensa para tener como prioridad la defensa de los DDHH.

En esta perspectiva, el presidente Obama pidió al rey marroquí   promover el respeto de los derechos del pueblo saharaui y este ha diseñado unos mecanismos maquillados para salir al paso. Las  doce páginas de este informe global, afirman que la misión de las Naciones Unidas para el referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) todavía carece de un mecanismo de supervisión de derechos humanos.

Sin duda la lucha de las mujeres y sus manifestaciones pacíficas  han hecho un favor a la imagen de la mujer árabe y musulmana rompiendo todos los estereotipos que hasta ahora se tenían de ella. Pero también ha tejido una red de relaciones que le hace un elemento activo en  la lucha feminista. La mujer saharaui con su participación política  deja claro que la lucha de las mujeres  es necesaria para imponer cambios y redefinir  los conceptos marcados en las instancias internacionales. Con su lucha  y resistencia la mujer saharaui ha contribuido a que  el feminismo avance en valores y principios basados  en la igualdad, la justicia y la libertad.


Fonte: CAMBIO 16

Sem comentários:

Publicar um comentário